domingo, 25 de marzo de 2012

Sola

Un papel en blanco. Una habitación sin techo. Miles de estrellas arriba, en la magnitud. Ella, pálida, sentada al borde del abismo. Termina la escena y el folio sigue estando vacío.

Hieres

Creo que nací desolada de todo, como si un todo fuese algo. Quizás no había llegado la hora en que pude ver la luz insensata, que a vec...