lunes, 8 de julio de 2013

Ensoñación

Las ondas que mis dedos originan en el agua son el preludio de los días soñados.

De los casos de la vida

Una rémora parecía, a cada paso que daba, la rémora seguía ahí, viviendo de ella, alimentándose de ella, de sus pertenencias, aho...