lunes, 8 de julio de 2013

Ensoñación

Las ondas que mis dedos originan en el agua son el preludio de los días soñados.

Ayer me soporté bien. Anduve en la madrugada, como cuando una se escapa del cuerpo mientras duerme. Me soporté toda la noche, sopor...