lunes, 8 de julio de 2013

Ensoñación

Las ondas que mis dedos originan en el agua son el preludio de los días soñados.

No quedan más que las sombras de los pájaros debajo del árbol, Con sus débiles alas desplegadas, con sus picos cerrados… No quedan ...