lunes, 29 de octubre de 2012

Cadencia



La música de un saxo acompaña el leve vaivén de sus caderas; el olor del dinero se mezcla con sus humedades.

Se habre el telón

Se abre el telón El primer día te comen los nervios, si, si, te comen literalmente; y es que, cuando una se halla en el escenario...