domingo, 1 de enero de 2012

El visillo verde

Pasaba la mayor parte del tiempo sola, hilando palabras. La oquedad de sus días, tras el visillo verde.

Se habre el telón

Se abre el telón El primer día te comen los nervios, si, si, te comen literalmente; y es que, cuando una se halla en el escenario...