Seguidores

miércoles, 23 de enero de 2019

Fluctuaciones




Soy un barco a la deriva,
porque huelo junto con los tablones,
un almizcle, que sin saber, fluye,
en el borde una ola,y otra ola...
Inquietante pasión y fervor me tengo,
por las pesadillas, o sueños, que al final,
serán lo mismo, quizás.
Quizás porque de unas, a otros, paso sin muro alguno, solo un visillo, que apenas se divisa, al no ser que mis dedos jueguen con el.
Porque el infierno no es ni tan infierno,
cuando se cruza mientras duermo aquella historia, que al contrario de lo que piensa la gente, supura una llaga, que es de necesidad, una llaga que grita y suplica,
una risa, una caricia, porque el infierno, no es ni tan infierno, al sanar la piel en los huesos, nace limpia la segunda piel, y se ondula como aquel céfiro del oeste, es suave seda...
Carola necesita descansar llenando su boca de opio,
porque el infierno, no es tan infierno.
Que del llanto pueda surgir el más bello abrazo, ese es el final, el propósito es de ley que yo quiera ruido,
grito, remolinos de olas; hasta ese ombligo,
el cual, he de beber el blanquecino lago.
Por eso Carola necesita descansar llenando su boca de opio...






No hay comentarios:

Publicar un comentario

Fluctuaciones

Soy un barco a la deriva, porque huelo junto con los tablones, un almizcle, que sin saber, fluye, en el borde una ola,y otra o...