Seguidores

sábado, 24 de febrero de 2018

Sonata



Es indiscutible que el sol fue la causa por la cual se había despertado tan repentinamente, o quizás no. 

Una pesadilla alcanzó la hora de la madrugada y se deslizó por entre las sábanas de hilo y arrancó un sueño que prometía ser calmo, como el mar, cuando dormita plàcidamente bajo el cielo..

Lo probable sería que permaneciera en vigilia hasta el amanecer, dependiendo de cómo habría sido ese sueño perturbador. 

Tambièn pudo haber sido, la sensación de vacío que le produjo cuando se acabaron los besos, besos que recorrieron toda la piel. Besos dulces. El amor sin ser amor, puede ser igualmente hermoso.. la pasión o la atraccción es igualmente valorada, es como cuando una ventana se abre y una brisa entra sin permiso y recorre todo, hasta detrás de las orejas...

Sin embargo, nada de eso habría sucedido: Los rayos del sol. La pesadilla.Siquiera alcanzar la piel que se hallaba al otro lado. 

Pero quedó un amargor, un hueco inesperado...

 

No sé qué hago sentada en este borde filoso, Sino pensar que valgo poco por estos caminos, de perfecciones, de maravillas ocultas por ...