Seguidores

domingo, 13 de mayo de 2012

Juego amoroso

 En una danza amorosa los cirros toman la forma de los amantes.  Sus cuerpos nebulosos  retorcidos de placer, son llevados al antojo del viento. Llega el clímax; sus bocas devoran el espacio.

Aún en el desastre que causa un bombardeo en una ciudad matando personas, quemando casas, destripando ilusiones, aún con tanto dolor, pue...