lunes, 24 de marzo de 2014

Veinticuatro de marzo

Nunca habrá una despedida; porque ese mismo bus en el  cual decimos adiós a alguien, será el mismo que tomemos alguna vez, luego alguien nos despedirá con la mano, pero en realidad solo son formas de decir hasta dentro de un rato.

Me hablo

No me gustan los olivos no me dicen nada.. Escucha niña viejita, que ayer fuiste mayor,  quedate atenta al discurrir de esas hojas aba...