Seguidores

lunes, 24 de marzo de 2014

Veinticuatro de marzo

Nunca habrá una despedida; porque ese mismo bus en el  cual decimos adiós a alguien, será el mismo que tomemos alguna vez, luego alguien nos despedirá con la mano, pero en realidad solo son formas de decir hasta dentro de un rato.

Caimanes

A nadie importa, importo. Cuando vengo cruzando un jodido mar. Cuando llevo en el vientre una criatura. No importa el hambre de...