sábado, 29 de marzo de 2014

Inalcanzable







Siempre estás ahí. Eres igual que una fuente inagotable, una fuente que salpica miles de gotas de caricias; sin embargo no me llegan.

En todos lados cuecen habas

¿Pero qué me pregunta usted?, me dijo la anciana, con una cachimba enorme en una esquina de la boca, que al mismo tiempo chorreaba ba...