sábado, 29 de marzo de 2014

Inalcanzable







Siempre estás ahí. Eres igual que una fuente inagotable, una fuente que salpica miles de gotas de caricias; sin embargo no me llegan.

De los casos de la vida

Una rémora parecía, a cada paso que daba, la rémora seguía ahí, viviendo de ella, alimentándose de ella, de sus pertenencias, aho...